RELATO: PELICULAS

Estaba harta de que nadie le hiciera caso. Siempre intentaba meter baza en las conversaciones pero era como si nadie la oyera. Cuando intentó llamar la atención de Alex, el chico que le gustaba, no le sirvió de nada. La ignoró desde el primer momento.

Ella se sabía dulce. E inteligente, y no entendía porque todo el mundo le hacía ese vacío. No era justo.

Un buen día recibió una invitación. Parecía la típica fiesta de singles, pero con apodos raros. Ese día salió cantando de casa, y se dirigió hacía la dirección que figuraba en la tarjeta.

Hola, ¿Cómo te llamas? – preguntó a un tipo extremadamente larguirucho que había al lado de la mesa del hall.

Blandiman – le contestó por encima de su cabeza, como si no la viera, y se alejó mientras se colocaba la chapa con su nombre en su camiseta de látex.

Dio una vuelta por el salón pero no veía nada interesante, solo un montón de tipos raros que, para variar, no le hacían caso.

Notó que alguien tocaba su hombro y se volvió,

Hola, me llamo Norman, ¿Qué tal estás?

Cuando se giró vio a un tipo normal, no era nada estrafalario, nada comparado con lo que andaba por allí. Parecía agradable. Mejor pensado, agradable era un adjetivo que lo definía perfectamente.

Hola. Estoy un poco nerviosa. Es la primera vez que vengo a una reunión así.

Yo también. Hasta ahora no me habían invitado nunca.

A mi tampoco – empezó a alegrarse de haber ido – ¿y a que te dedicas?

Soy investigador privado. Bueno, trabajo para unos detectives, me dedico a la vigilancia a corta distancia. Nunca me ven.

Entiendo lo que quieres decir. A mi me pasa constantemente. Sólo que a mi me molesta que me ignoren. Sobre todo en el trabajo, soy bibliotecaria.

Bueno, así te dejan tranquila. Yo estaba harto de que se metieran conmigo. Aunque en el colegio siempre ganaba al pollito inglés – recordó con sonrisa nostálgica.

Pero yo si te veo. Y te veo muy bien – sonrío tímidamente y miró hacía el suelo.

Ya, es que yo solo desaparezco cuando me pongo nervioso…

Cuando ella levantó la vista Norman había desaparecido. Esperó unos minutos por si reaparecía pero no volvió. Al rato de estar dando vueltas por el salón sin que nadie le hiciera caso salió a la calle rumbo a su casa.

– No es justo, para alguien que me gusta… también es invisible emocional.

Anuncios

2 Respuestas a “RELATO: PELICULAS

  1. mmmm entiendo lo que es ser a veces invisible a la chava que te gusta, pero hay que seguir intentando, aun los fantasmas llegan a materializarse frente a las personas, muy interesante tu blog, lleno de historias!!! excelente
    un saludo

  2. Gracias, me alegro que te guste. Hay veces que la persona que más nos interesa que nos vea es justo la que más nos ignora. Así es la vida! Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s