VIAJE DE VUELTA

Vuelvo de mis pequeñas vacaciones en el Sur. Mis hijos van dormitando tranquilamente detrás así que puedo perderme en mis pensamientos mientras conduzco por la autovía. Escucho mi música, un montón de cds esparcidos en el asiento vacío del copiloto, mientras voy recorriendo kilómetros sin darme cuenta.

Pero últimamente, cada vez que recorro ese camino que me lleva hacía el sur, o que me trae de vuelta a casa, se me despiertan ciertos recuerdos. Un mismo viaje hace un año, algunas dudas, esperanzas y muchos miedos. Inevitablemente mis pensamientos van encadenándose hacía momentos que no quiero traer a mi memoria todavía e intento despejar mi mente, concentrarme en la carretera, cambiar de cd… pero no lo consigo.

Al final no tengo más remedio que detener el coche. Interrumpir la marcha. Da igual el motivo: repostar aunque me quede gasoil para 350 km. más, pegar un bocado aunque sea pronto para comer, estirar las piernas…

Mis hijos se desperezan y acogen con alegría la idea de comer en uno de esos horribles autoservicios al borde de la autovía. Hace una temperatura exterior de 40º, creo que estoy cerca de Murcia, pero por lo menos he dejado de pensar. No hay nada como una charla “trascendental” sobre el postre a elegir para disipar todos los fantasmas de mi cabeza.

Pero es que hay canciones…

Quique González e Iván Ferreiro. Vidas Cruzadas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s