CENAS DE EMPRESA

Hoy he intentado cenar con unos amigos en un bar de los de siempre, pero no he podido. Me han enseñado hasta el libro de reservas. Anotaciones por las dos caras en la hoja del 19 y 20 de diciembre. No había ninguna mesa libre para los cuatro adultos (impares hoy por diversas razones) y seis niños que intentábamos cenar por el barrio.

Al final hemos acabado en nuestro bar refugio, con menos carta, pero con total libertad, tanto para los niños, que pueden correr y jugar sin molestar a nadie, como para los adultos, que podemos olvidarnos de los niños, precisamente por eso, porque no molestan.

Hacía tiempo que no nos juntábamos, somos amigos desde que nuestros hijos van al colegio juntos, algunos incluso hemos compartido guardería. Y últimamente y por cuestiones de trabajo nos vemos poco. Vamos todos muy liados, pero yo me empeño en esas quedadas de los viernes, con cervezas, con risas y con comadreo. Para ponernos al día, de nuestras cosas, las de cada uno, y de las de nuestros hijos, las comunes, porque comparten clase y juegos. Y tras…  he perdido la cuenta, son las horas que son, hemos tomado muchas, pero aún puedo escribir con corrección, así que no habrán sido tantas… cervezas, bocadillos y algún licor, hemos hablado de dudas comunes, futuros inciertos y pasados controvertidos. Es curioso, creo que esta misma conversación la he tenido más de una vez esta semana (pero ya se sabe mi querencia por las conversaciones profundas).

Resumiendo, que yo este año no tendré cena de empresa. Porque me toca pagarla a mí (y a mi socio claro, somos la parte empresa) y no nos llega, y porque creo que la otra parte no se la ha ganado. Así que con las botellitas y bombones que van trayendo los proveedores, van que chutan. Tengo poco espíritu navideño empresarial últimamente… se siente, es lo que hay.

Pero sin embargo, estoy rodeada y condicionada por esas dichosas cenas. Hoy he estado con un amigo que tenía su picoteo de navidad (aunque no ha sido impedimento para disfrutar de unos mis mejores momentos del día de hoy… rectifico, el mejor… y eso que me he perdido el karaoke…), mientras en mi despacho me estaban buscando para dejarme un par de “detalles” (¿porqué se empeñan en traer distintos regalos a las mujeres que a los hombres? ¿Porqué a mí me traen bombones y a mi socio dos botellas de buen vino?, odio los bombones esos famosos de la avellana que son los que siempre caen). Y este fin de semana había problemas para quedar porque quién no tenía la cena de empresa hoy la tenia mañana, con lo que al final hemos quedado la mitad hoy y la otra mitad mañana (y yo en las dos).

Pues eso, que estas fechas son un empacho de comidas, cenas, picoteos, besos, felicitaciones vacías (o llenas) y demás zarandajas. Y todavía me queda un circo, un cine, una sesión de magia, la cena de nochebuena, la resaca de navidad, un montón de curro y las compras que todavía no he acabado.

Creo que debería haber bebido más. Ahora estaría durmiendo y no enumerando mis deberes.

 

Y… mi momento musical de hoy… es el que tengo metido en mi equipo esta semana mientras me ducho. Los Ronaldos, su último EP “Cuatro canciones”, genial concierto y muy buenos recuerdos.

 

Los Ronaldos. No puedo vivir sin ti.

Anuncios

10 Respuestas a “CENAS DE EMPRESA

  1. Yo tuve ayer la comida-cena de empresa, hoy cena con amigos, mañana comida de cumpleaños de agüela, y después sobremesa-cena con otros amigos. Y no quiero ponerme a enumerar más deberes…. tienes razón, es un empacho, pero a veces, si no fuera por la excusa de estas fechas hay amigos a los que no veríamos en todo el año. Así que a coger fuerzas, y a cumplir con energías! Aunque se le quede a uno el cuerpo hecho mierda, pero… ¡que nos quiten lo bailao! Me quedo escuchando a Los Ronaldos. Me encantan. Un beso gordo.

  2. Hoy me ha llamado una amiga. “¿Quedamos esta tarde? ¿Hacemos un cine? Es que si no no nos vamos a ver antes de Navidad.” “¿Y qué?” Le he dicho yo… ¿Tenemos que vernos porque sea Navidad? ¿No deberíamos quedar porque queremos vernos y no porque sea Navidad y “es lo que toca”? Otro amigo me comentó que a ver cómo cuadramos la cena de Navidad de este año. Le dije que no quería hacer cena… llevamos todo el año sin haber hecho ni el intento de quedar. A algunos de la pandilla no les veo desde la última cena de Navidad… y me parece triste que tengamos que quedar precisamente ahora… Quedemos el 12 de Marzo, o el 3 de Octubre. Y no lo llamemos cena de Navidad. Que se llame simplemente cena. Y que no sea porque es “lo que toca”.

    Por cierto: este año no tengo comida de empresa. Menos mal.

    Un beso.

    PD.- Creo que voy a profundizar un poco más en el tema y a escribirlo en un post…

  3. Pues eso Pat, que pilles dos cajas de Alka Setzer porque se avecinan muchas indigestiones, empachos y resacas. Si hay ganas de ver a gente es una buena excusa, lo malo son los compromisos por obligación, ya sean familiares o laborales … menos mal que ya no hay que ir a casa de todos los tios a recoger estrenas…
    Besazo marchoso.

    Kike, esta es una de esas fechas tontas que marcan un antes y un después. Cuando lo has puesto me he dado cuenta que es verdad que mucha gente hace verdaderas birguerias de agenda para quedar ANTES de Navidad, como si al acabarse el año se acabara el mundo o algo así. Y eso lo único que consigue es colapsar más las agendas todavía. Tienes razón, eso se merece un post de los tuyos. Besos.

  4. Hola Karmen. Nosotros no somos de cena de empresa sino de lunch de Ayuntamiento, pero este año se les HABIA OLVIDADO contratarlo jajajaja, Cómo está la administración. Total, nos fuimos a un restaurante cutrecillo, quién nos iba a coger el viernes a las 14 a tantos. A cambio, solemos tomar las copas fuera del Ayunta y este año llamaron a un hostelero del pueblo que se puso a servir copas como loco (después del vino de la comida todavía me entraron hasta las 9 de la noche cuatro gin tonics). Añádele que mi amiga y compañera del alma, en trámites de lo que tú y yo sabemos estaba regular de ánimo y le sentaron mal las copas, acabamos trayéndola a casa a que la durmiera…40 años y somos como adolescentes…y que no nos falte. Un beso preciosa.

  5. Jajaja, pues igual este tipo de fiestas, medio improvisadas y casi desastre son las que luego no paras de recordar año tras año… sobre todo de quien pilló la cogorza más grande (que en este caso fue tu amiga, pero estaba completamente justificado).
    Que tu con lo que tragaste seguro que tambien ibas lindo… no, si estamos para darles clases a nuestros nanos de consumo responsable, Jua! Besos y abrazos.

  6. Hola Karmen, me da siempre gusto leerte.. así que me alegra que bebas lo suficiente para poder seguir escribiendo…

    Saludos y disfruta de lo que te “vaya cayendo”: hay en los regalos algo que siempre es mágico…. no sé porque..

    saludos

  7. Pingback: Navidad… sinónimo de comida « Memorias de un Gusano de Seda

  8. Gracias DD, todo un halago viniendo de tí. Y cae poco últimamente, aunque yo soy de fácil conformar, con que vaya envuelto en papel de regalo y con lazo soy feliz. Tienes razón, siempre me ha hecho mucha ilusión recibir regalos o sorpresas, por eso me gusta también darlos a mi. Saludos.

    Que ilusión Kike, salgo en tu post!!

  9. En mi Departamento hace tiempo tomamos la decisión de hacer comidas “a destiempo”. Comida de fin de parcial (en Febrero, en Mayo) o de fin de curso (en Junio o Julio). Comer en Diciembre, en Sevilla, es dantesco. Menús insultantes, precios de escándalo, ambientes sobrecargados… Se te quitan las ganas de fiesta y de copas y de karaoke… estoooooo, igual estoy yo hablando más de la cuenta.

    Pues eso, que me parece muy bien tu opción porque en una comida con amigos lo importante son los amigos y que estéis a gusto. Y la comida… pues si lo que quieres es comer bien te vienes un día a casa y yastá. 😉

  10. Pues es una buena idea lo de las comidas a destiempo (haré como que no he leído lo de karaoke). Pero me parece mejor lo de irme a comer a tu casa, que ya sé que se come mu bien 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s