SEMANA

Lunes: jornada intensiva en el trabajo. Vacaciones escolares. Voy con los niños al circo. No me puedo evadir. Tengo la cabeza llena de trabajo. Duermo mal.

Martes: trabajo atrasado, complicaciones e imprevistos. Tengo que salir a comprar regalos, no me va a dar tiempo. Stress laboral y stress pre-navideño. No duermo.

Miércoles: Uno de los problemas que me quita el sueño resuelto (temporalmente). Empiezo a creer en la Navidad. Intento acabar con el trabajo previsto. Faltan unas horas y un par de regalos. Escapada de última hora y misión cumplida, a una hora de la cena. Solo queda envolverlos. Esta noche es Nochebuena y mañana…

Jueves: …Navidad. Alegría contagiada. Paréntesis de soledad. Día casi inexistente. Intento dormir, creo que lo consigo porque sueño… 

escher3

Llego en coche a un pueblo desconocido. Tengo que encontrar un lugar determinado, una playa creo, pero no sé donde está. Pregunto y me indican una dirección. Comienzo a andar… la acera se va estrechando cada vez más, al mismo tiempo se eleva formando una escalera de caracol de extrañas y sinuosas formas. Me cuesta avanzar, me da miedo, tengo vértigo. El camino por donde voy está separado del resto, debajo hay vacío, aunque a mi alrededor haya gente y casas. Me miran y ríen. A veces está interrumpido y tengo que saltar para seguir avanzando.

Piso tierra firme de nuevo. Estoy en una especie de plaza. Un grupo de jóvenes están sentados en un banco y les pregunto de nuevo. Uno de ellos me coge de la mano y me da un beso. “Ven conmigo” y echa a correr sin soltarme. Corro a su lado, me parece amable, hasta guapo… confío en él. Llegamos a un callejón sin salida con una puerta al fondo. Entramos juntos, es una habitación oscura y fría. Me empuja y me tira sobre un banco. Me sujeta los brazos. Empiezo a tener miedo, ya no me parece amable. Se abre la puerta y aparece un hombre, contrahecho, deforme… con un cuchillo corvo en su mano. Se acerca hacía mi y su mirada me causa pánico. Me revuelvo e intento soltarme. Grito.

Me encuentro fuera. He conseguido escapar, no sé como. Llevo un camisón blanco y está desgarrado, veo que me baja sangre entre las piernas, pero no me duele nada. Me despierto angustiada.

 

Viernes: Segundo problema resuelto (gracias Alberto). Empiezo a ver luz. Trabajo y más trabajo. Me despido de los niños. Final de tarde relajante y divertida. Llego a casa y me doy cuenta de que tengo mucho sueño. Me dejo llevar. Son las 23:00 horas y me voy a la cama.

Sábado. 10:00 horas. Me despierta el flautín del afilador. Hacía años que no lo oía. Me desperezo y me levanto. Tengo que ir a adelantar trabajo al despacho, la semana que viene tengo planes, con mis hijos. Y además, esta vez tengo ganas.

 escher-01

M.C. Escher

Anuncios

10 Respuestas a “SEMANA

  1. Vaya post!!!. Claro después de la tourné por mi sitio pensarás que lo que voy a decir ahora es puro agradecimiento de amigo. Qué va!! Como diría Walt Whitman…”Camarada, esto no es un post; quien toca esto, toca a Karmen”. Eres tú misma en buena literatura. Me gustan las dos fotos, especialmente la primera. Es onírica de coj…. La estructura de agenda, en la que, no puedes evitar tu alma de narradora nata, cuelas de rondón un sueño ESCALOFRIANTE, pero que habla de tí al cién por cién. Yo esperando que te despertaras en el peor momento y tú vas y te defiendes y te escapas. Te llevas lo tuyo (en la vida real siempre nos dejamos pelos en las gateras), pero te escapas. Y a pesar de la sangre manando, te vas p´alante…”luchadora” creo que es la palabra.
    Señora narradora: a sus piés.
    Un muxu.

  2. Un día con tiempo me tienes que enseñar lo de la columna de la derecha con simbolito naranja y como debo hacer para que el sistema no me pida moderar los comentarios.
    Un muxu postdático (no confundir con prostático)

  3. Yo también he pasado muchas noches en que preferiría tener pesadillas a no dormir. Menos mal que conforme soluciono mis problemas de la vigilía, el sueño me vuelve por la noche.
    Te deseo suerte!

    Que pelota eres Pedro 😉
    Pues esa ha sido mi semana, resumida y estrujada hasta un límite comprensible. Me alegro de que te guste como la he contado (el sueño/pesadilla era tan real… que me desperté del revés, pero con la temporada vital que llevo seguro que más de un interpretador de sueños le sacaría mucho jugo). Y levántate porfa.
    Otro beso para ti.
    Ahora te mando en un correo lo de los simbolitos naranjas (y no creas que me ha costado pillar lo de postdático, jaja).
    Otro beso.

  4. Lo más relajado me ha parecido el sueño… con cuchillo y todo. Qué estrés, hija, qué estrés…

    Unas tanto y otros tan poco…

    Espero que pases un fin de año un poco más relajado, ¿Vale?
    Feliz salida y mejor entrada.

    Un beso.

  5. En cuanto al punto de vista literario genial. La estética, la composición y la narración del cuento. En cuanto a lo que cuentas… menos mal que el sábado está lleno de esperanza. Un beso fuerte.

  6. Mi final de año será seguro mucho más relajado. En casa, con amigos (para poder pillarla sin peligro) y deseándo cruzar la línea. Un beso.

    Si Pat, lo has entendido a la perfección, mi semana fue terrible, pero el sábado empezaba de nuevo con optimismo, ilusión y buen humor. Sabía que había vuelto a remontar otro momento “duro”.
    Un besazo.

    Gracias Ana, ya ha llegado la calma. Estoy en ella. Besos.

  7. Tengo calma, voy en busca del equilibrio, creo que lo conseguiré. Por fin.
    Besos Escocés. Escher es alucinante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s