Secretos

Mis hijos me han prohibido enamorarme. Bueno, exactamente, me han prohibido echarme novio. Ellos son así, me quieren pero sobre todo son egoístas y posesivos, como cualquier amante apasionado. Lo malo, o lo bueno, es que se les pasará con la edad, y además negarán haber dicho nunca semejante tontería.

Lo de que su padre pase por su segunda novia lo aguantan, aunque creo que les gustaba más la primera que tenía perro e hija de su misma edad con muchos juegos de ordenador. Pero a mí ya me han dicho que ni se me ocurra. Que tendrían que acostumbrarse a él, y no les hace gracia. Sobre todo a mi hijo. Debe ser un asunto de territorialidad (masculina se entiende).

Por eso mismo no les hago caso. Yo me río, y les tomo el pelo, hasta que se enfurruñan. Luego les digo que no, que no tengo novio, que tampoco lo busco, pero que si alguna vez encuentro a alguien que me guste, a alguien que considere especial, estará conmigo, no con ellos.

Tampoco les doy demasiadas explicaciones. Para ellos son conceptos demasiado abstractos todavía. Ellos quieren y punto, con ese amor absoluto y desinteresado que parece que nunca se va a acabar. No sé como explicarles que no quiero volver a dar explicaciones a nadie, que me he acostumbrado a decidir, a no preguntar, a no sentir más obligaciones que las justas, ni cansancio, ni aburrimiento…

Me hubiera gustado contarles cuando he estado enamorada y he sido intensamente feliz, me hubiera gustado decirles porque ya no reía tanto cuando he estado triste y he sentido mi corazón roto. Pero no podía, mi vida ha sido un tanto complicada en los dos últimos años, y ni yo misma la entendía, solo me dejaba llevar. Demasiados secretos. Secretos demasiado intensos.

Algún día les contaré. Y me entenderán. Cuando hayan probado el amor, y el desamor. Entonces les consolaré, y les contaré.

Anuncios

11 Respuestas a “Secretos

  1. Algún día les contarás, te entenderán, y terminarán de conocerte, y terminaréis de compartir aquello de lo que ahora no es tiempo. Pero que con el tiempo no se te olvide contarles. Un beso

  2. No sé nada de tu siuación más que lo que dejas entrever hoy. Y así todo dudaba de que fuera cierto o un relato de esos que sabeís escribir tan bien.
    Así y todo iba a dejarte un comentario.
    Pero cuando leí el de Pat me dí cuenta de que ya estaba escrito palabra por palabra.

  3. por cierto, hoy que tengo el día chisposo, te voy a decir que yo, sin embargo, tengo un hijo de lo más generoso. Ayer Miguelito me dijo iba a venir el flautista de hamelin y se iba a casar conmigo. ¿y qué hacemos con papá? ¡También se va a casar con papá! Así que no sé si aprender de su mente aún abierta y libre, y montarme una cama redonda, para rubén, para mí, el flautista, y las ratas si se ponen tontas. Un beso!

  4. Me temo que es verdad. Los hijos somos muy egoístas. Yo a mi madre le tengo prohibido echarse novio también… pero es más que nada porque no sabría que hacer con mi padre. Ahora en serio, supongo que no hará falta que les cuentes nada… con el tiempo te entenderán perfectamente. Un beso.

  5. No Pat, les contaré, les leeré y entenderán muchas de las cosas que ahora se les escapan. Tengo cosas escritas de estos dos años que espero poder enseñarles si la confianza que pueda tener con ellos me lo permite.
    Y aprovechate, que el flautista de hamelín siempre aparece fresco, lozano y rubio en los cuentos… y puestos a hacer un trio ;-). Un beso! (y otro para Miguelito el generoso).

    QD, no es ficción. Es mi vida, que a veces me ha parecido a mi misma un folletín en estos últimos dos años. Pero no me arrepiento de haber amado y sufrido tanto al mismo tiempo. He aprendido mucho. Y aún no ha terminado.

    Jajaja! Kike con la distancia de los años igual esta época de mi vida queda olvidada, pero he aprendido a sortear determinados dolores del “corazón” y creo que eso si podré utilizarlo para cuando lo necesiten. Lo del amor de mi vida… igual lo leen.
    Un beso.

  6. No he podido evitar entrar a chismosear a tu blog, cuando he leído en el de Pat que hablabas de secretos.
    Entiendo el punto de vista de tus hijos, el amor significaría cambios y para ellos son muy importantes las rutinas.
    Me gusta la sinceridad, es mejor que exterioricéis todos esos sentimientos, a veces nos creemos más fuertes por sobrellevarlos desde el silencio, pero es más fácil que os entendáis mejor cuantas más cosas compartáis.
    un besito Karmen.

  7. Es que no hay nada más atrayente que los secretos ajenos Malhena. Aunque luego nos decepcionen por poco emocionantes. Y has dado en el clavo, por lo menos en lo concerniente a mis hijos. Es la rutina lo que no quieren cambiar. No les gustan los cambios, ya les costó digerir el último… pero quiero enseñarles que no todos los cambios son para mal, que forman parte de la vida y crecemos gracias a ellos.
    Gracias por pasarte. Besos.

  8. Esto no son secretos, Karmen. Son verdades aplazadas. Mi madre salió de casa de su padre para irse a la de su marido. Y por eso mismo, de ciertas cosas no puedo hablar con ella. Simplemente no sabe qué es vivir mi vida, porque no puede saberlo.

    Probablemente tus hijos agradecerán llegado el momento que su madre haya vivido la vida intensamente. Y con total seguridad se sentirán orgullosos de ti.

    Y cuando les enseñes los superpoderes ni te cuento!!! Voy a ello… Un beso.

  9. Jeje, espero no tener que enseñarles mis superpoderes para que estén orgullosos de mi!
    Si, tienes razón, algo tengo a mi favor. Creo que mi experiencia vital les podrá resultar de alguna ayuda, y si quieren estrellarse solos como nos suele pasar a los hijos a cierta edad, por lo menos les podré decir de que lado duele menos si te caes.
    Un beso.

  10. Se aprende de los dos Nereida, del amor y del desamor, sólo que igual que hay amores apasionados, hay desamores que te rompen en dos.
    Luego todo pasa. Hasta lo que parece que nunca dejará de doler.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s