365, 122, 13661…

Ayer hizo un año, 365 días, 122 páginas de mi particular diario, 13661 visitas inesperadas de las que pasan sin llamar, de las que me sigue asombrando que entren al ver luz…

Una vez alguien muy especial para mí me dijo que nunca dejara de escribir. La única persona que había leído mis sentimientos transformados en palabras. No sé porqué le hice caso porque creo que era muy poco objetivo, pero gracias a él me atreví a iniciar este blog que también estaba destinado a reducir la tristeza que en ese momento me producía su ausencia. Mi primer post lo inicié con sus Recuerdos, y ha seguido estando ahí, dentro de muchos de mis textos, de mis alegrías y de mis tristezas, al igual que lo ha estado dentro de mi vida.

Pero lo que fue una especie de ejercicio de autoayuda se convirtió en una pasión. Un buen día, una tal AnaG me dejó un comentario en un post y descubrí que tenía capacidad de transmitir, y que me encantaba compartir sensaciones y experiencias vitales con personas anónimas que escribían sobre sus propias realidades en una comunidad virtual que me fascinó.

Hoy me he dado cuenta mirando los avatares de mis “amigos” que desde el primer momento conecté con quienes en este momento me sigo sintiendo más identificada (salvo algún que otro rezagado de última hora), los que forman las primeras filas, de quienes he sido lectora fiel y no puedo evitar pasar por su casa sin saludar.

Y eso ha sido casi lo mejor de este año, tener el placer de conocer personalmente a un montón de personas encantadoras, divertidas e inteligentes (esto van a ser varias cervezas la próxima vez).

Recuerdo mi primer encuentro con AnaG y Juan. Una comida muy divertida en una taberna madrileña muy castiza con un camarero muy freeky. Algunos meses más tarde recibí una llamada sorpresa y pude compartir cena con CarmenQ y Carmen2822, creo que estaban de fin de semana introspectivo (por lo menos una de ellas) pero a la cena siguieron unas copas, una muy buena conversación, y una pequeña visita turística el día siguiente entre charla, pasta y cerveza.

Luego vino un viaje a Sevilla donde pude seguir poniendo cara, alma y voz a otros avatares. Descubrí a una Bloody divertida (y creo que todavía quedan un montón de Bloodys por conocer), me reencontré con CarmenQ, me fascinó la personalidad de  CarmenR, no sé como puede meter tanta sensibilidad en un cuerpo tan pequeño. Conocí a MariajoGH a quien no había tenido el placer de leer todavía (lo que solucioné a mi vuelta) y por supuesto… probé la fantástica Mousse de chocolate de Danny!

Tras un ajetreado y accidentado viaje a Madrid (aunque hubo quien batió el record de menos horas de estancia en una ciudad), por fin pude coincidir de nuevo con muchos de ellos (Xarbet se me escapó), y de paso comprobar que Pat es tan pequeñita como asegura (pero solo por fuera, ella es otra que debe tener problemas de apreturas de personalidad) y que el Sr. Capullo no es nada capullo, gracioso si, pero no capullo. Y que es verdad, en el video parece más alto. Hubo momento angustioso, aparición estelar de un Jose Alberto corriendo a tiempo solo de un abrazo… y muchas risas, sobre todo risas.

Así que mi balance no puede ser más positivo. Y lo que queda por venir (ya sabes Pedro que me tienes que enseñar esa parte francesa de tu país, y ya que estoy por allí a ver si Snooper me invita a un vino). Que sepáis que me ha encantado conoceros a todos y cada uno. Últimamente no tengo mucho tiempo, ya sea por el trabajo, o porque tengo unos fines de semana intensamente ocupados… pero aunque sea a estas horas, me gusta pasarme un ratito, que me contéis y contaros. Ya sabéis lo que me gusta conversar.

Un beso a todos.

.

Y de toda la música que he puesto este año he elegido una de las canciones que más me gusta oír (a cualquier hora y en cualquier sitio).

 

JAMIE CULLUM. Get your way

Anuncios

6 Respuestas a “365, 122, 13661…

  1. Yo no sólo te digo que no lo dejes… te lo advierto, si lo dejas, me enfado. Por cierto, creo que también estás entre mis “cosas realmente importantes de este año”, subcategoría “Interesantes”.

    Un beso
    (Y que cumplas muchos más)

  2. Muchas felicidades por cumplir un año de blog. Y de que haya sido tan intenso.
    Aunque no comente mucho en él siempre lo leo, y espero conseguir que el mío cumpla una año también.
    Un abrazo.

  3. No te preocupes Pat, mientras tenga algo que contar estaré por aquí. Un beso.

    Gracias Kike (pero seguro que te has inventado esa categoría). Y lo digo en serio, me encantó conoceros a los dos. Besos.

    Gracias QD, a menudo leo tu blog y por lo que escribes, creo que cumpliras el año (aunque se te cure el insomnio). Un abrazo.

  4. Recuerdo el post donde aparecía este tema. Es curioso lo poco que se parecen los años a veces. Algunos son como viajar en avión a Asia, cuando acaban parece que estamos en un universo diferente. Otro son como avanzar, machete en mano, por la selva; con esa sensación continua e inquietante de “joder, yo ya he estado aquí”…

    Pero no, no has estado. 365, 122, 13661. Tienen que marcar una diferencia. Hacia dónde es otra cosa. Pero, sea hacia donde sea, seguro que es hacia un día más hermoso y soleado.

    Ya nos contarás…

  5. Pues si Danny, mi año creo que ha sido de machete… y aún lo tengo que sacar de vez en cuando! Pero indudablemente y lo digo de todo corazón, vosotros me lo habéis hecho más fácil. Casi sin saberlo habeís estado ahí en los momentos más difíciles para mi, y gracias a vuestras palabras este año puedo decir que ha sido mucho mejor que el anterior, y creo que el que viene todavía lo será más.
    Y os contaré… Seguro.
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s