CUSTODIA (I)

No te necesito. Nuestros hijos sí. Por eso me sigo resistiendo a odiarte, pero reconozco que a veces tengo que contar muchos más números de los que desearía.

Sé que no te lo esperabas, que sufriste mucho, que todavía no me has perdonado. Pero ya no me importa. Hubo un momento en que me sentía tan culpable que no podía evitar cargar con todo. Ahora no.

Estoy cansada, y harta. Hoy le has vuelto a preguntar a los niños. Y no ha hecho falta que dijeras nada. Tu hijo ha adivinado por tu gesto tu desaprobación, y me ha querido proteger. Y eso me ha dolido. No quiero que los metas en tu rencor.

No entiendo como puedes sentirte el mejor padre del mundo viendo a tus hijos seis días al mes. A veces los acompañas a casa a su salida de inglés, apenas quince minutos algún día entre semana. No tienes tiempo de más, no renuncias a seguir perdiendo el tiempo con tus cosas, no puedes cenar un poco más tarde, sigues tan cuadriculado en tu vida como cuando te conocí, como cuando te dejé.

Sin embargo nunca te he dicho nada, procuro no juzgarte. He intentado darte todas las facilidades del mundo para que compartas más tiempo con ellos, pero nunca lo encuentras. Me has dicho que cuando necesite ayuda te la pida, pero siempre me juzgas… o trabajo demasiado, o salgo demasiado… Y no tienes derecho.

Soy yo la que vivo con ellos, veinticuatro días con sus noches, algunas con pesadillas. Son muchas visitas al médico, al dentista, al oftalmólogo… al psicólogo. Son muchas funciones de teatro, exhibiciones de judo y algunos partidos de baloncesto. Son muchas (todas) las reuniones del colegio, y las tutorías, y las asambleas. Son muchas tardes de compras para ellos, para mí, para otros, para nosotros. Por eso no me puedes decir que no me preocupo lo suficiente, que a veces los descuido.

Los abrazos al despertarme, las risas en la cena, el play back en la ducha, dibujar un mapa en la pizarra, saber que regalo les va a hacer ilusión… eso es lo importante para mí, y sé que para ellos. Lo que valorarán, lo que lamentablemente no les une a ti.

Y por supuesto, no me pidas más favores. Sin acritud. Pero no me apetece.

Anuncios

16 Respuestas a “CUSTODIA (I)

  1. El oficio de padre, se aprende poco a poco a la vez que el oficio de hijo, pero el de padre divorciado es mucho más difícil, creo que se necesita para ello ayuda médica. ¡Que fácil es intentar utilizarlos en vez de unicamente quererlos¡.

    • Es que no debería haber diferencia entre padre y padre divorciado, igual que no la debe haber entre madre y madre divorciada. Hay cambio de rutinas, de tiempos y de espacios, pero si sigues queriendo a tus hijos (y te dejan verlos), ellos no deberían notar la ausencia de ninguno de los dos.

      • Así debería ser, pero la realidad es otra. Empezando por los Jueces que discriminan al padre sobre la madre. Yo comprendo que los padres se lo ponen fácil.

        He conocido de cerca algunos casos, por suerte no en casa, y es vergonzosa la utilización de los hijos como arma arrojadiza.

        Alguien debería poner un poco de cordura y generosidad en estos casos.

  2. salvo pequeños matices, este relato podría tratarse de mi.
    Pero hoy estoy más sensible si cabe, porque ayer renuncié a la obligación que como padre tiene de ayudar a la manunteción de los hijos en común. Es tanto el desgaste y la tortura psicológica de soportar la inquina de un padre poco responsable, que prefiero que se quede tranquilo que no tendrá q ayudar a sus hijos.
    Y cuando hablan de la justicia.. no sé con los demás. pero en mi caso es un chiste macabro
    A mis hijos, no hoy, ni mañana, pero algún día les contaré que no le deben nada, absolutamente nada a su padre. Hoy se libra de esa humillación porque me importa más la autoestima de mis niños, pero un día, cuando de adultos sientan la responsabilidad hacia su padre, les contaré que no la sientan.. y entonces vendrán los reproches de padre abandonado.. o quizás siga teniendo suerte y las cosas le salgan bien, porque sus hijos no sean tan crueles como él, ahora lo está siendo con ellos.

    • Pues estamos igual, yo también renuncie a la manutención y ahora me arrepiento, porque sigue teniendo una actitud crítica hacía mi y ni siquiera agradece todo el esfuerzo que cuesta criar y educar a los hijos… lo da por hecho, como siempre hizo.
      Pero como tú dices lo importante son ellos, y es mejor que crezcan con sentimientos positivos. De todos modos, aunque creamos que no, ellos saben valorar lo que realmente importa. Un abrazo.

      • vaya, pues me estoy desanimando por momentos!!. Renuncié el lunes sin tenerlo muy claro, porque él tiene muy buenos recursos, pero es q estaba cansada del acoso. Si encima, esto no me va a librar de ese agobio, pues entonces, apaga y vámonos, supongo q habré metido la pata, como solemos hacer las mujeres al renunciar a nuestros derechos. Y q no me hablen de q el padre esta indefenso en los divorcios, porque eso es una gran mentira. La q está indefensa es la mujer a no ser q lleve un buen abogado, y estos, los “buenos abogados” son muy caros por lo que son los padres los q suelen tener acceso a ellos, sobretodo si como suele ocurrir, no aportan apoyo económico en la manuntención de los hijos.
        La justicia depende de las estrategias de los abogados, y los ex maridos, siguen sin pasar las manuntenciones pese a tener controlodos sus ingresos, esto es así. Y la propaganda engañosa de q van a la carcel a la tercera vez consecutiva q no pasen la manuntención, es otra mentira, sólo van a la cárcel cuando no llevan buenos abogados, q como se los pueden permitir (no la mujer) el pagarlos, pues la cosa queda en otra estrategia machista, el famoso SAP.. es q es la leche!

      • no ha salido mi comentario. Karmen, la justicia es para el q tiene buenos abogados, y los buenos abogados los tienen los padres q no pasan la manuntención. Y es pura `propaganda q vayan a la cárcel a la tercera vez q no lo hagan, símplemente se trata de tener buenos abogados q sólo ellos se lo pueden permitir, pues las madres tenemos q destinar los recursos económicos a nuestros hijos. Y cuando además les falla todo el tinglado, siempre les quedará el famoso y machista SAP

      • si se puede karmen, cuando los niños son mayores de 18 años y a pesar de no ser independientes económicamente porque estén estudiando, entonces se puede renunciar haciendo un cambio en las medidas que se pactaron durante la separación. De todas formas y a pesar de haberlo denunciando, rara vez ha pasado su manuntención siendo menores, así que lo dejo estar. Y te hablo de un tío q gana mucho dinero en nómina y sin nómina.

  3. Muy difícil. Una amiga mía está pasando por algo parecido, aunque la decisión la tomó él. Pero la implicación es más o menos la misma (aunque si cumple con una cocacola los lunes y los miércoles) pero luego le exige a ella, responsabilidad por las notas de los niños.

    Y tal y cómo se está conduciendo la situación, creo que no tiene ningún derecho…

    Muy complejo cuando meten a los niños en medio de algo que no han de estar, nunca.

    Un beso, preciosa 😉

    • Es difícil. Es una pena que dos adultos no se puedan entender cuando tienen en sus manos la felicidad de lo que más quieren. Dejarse llevar por el rencor y utilizar a los niños para presionar, despreciar, o hacer daño es demasiado usual lamentablemente.
      Espero que a tu amiga le mejore la situación. A veces el tiempo…
      Un beso para tí también.

  4. Si que ha salido tu comentario Mudita (los dos 🙂 ). Lo que no entiendo de tu situación es que parece que dices que renunciaste a la manutención de los hijos de manera oficial (mediando abogados y todo). Eso no se puede hacer, no es legal. La manutención de los hijos es irrenunciable y siempre se puede reclamar. Yo lo hice mediante documento privado y el se cuida muy mucho de pedirme a primero de año un recibo que justifique que me ha pasado la pensión de todo el año que empieza para que no se lo pueda reclamar. Si no es tu situación, siempre la puedes reclamar.
    Si me contestas logueada te mandaria un mail privado, pero no puedo enlazarte en tu icono.
    De todos modos, ánimo, que todo se supera. Un beso.

    • karmen, te he contestado arriba,, perdona no había visto este mensaje aqui, sino en el correo.

      pero eso si, animada estoy y mucho. Soy feliz karmen y eso es más de lo que él nunca conseguirá en su vida

      • Pues vaya, que los hijos sean mayores de edad no debería ser impedimento para seguir cobrando pensión hasta que sean independientes económicamente (que siguen comiendo y vistiéndose). Lo siento sobre todo por ellos. No entiendo a un padre que está deseando desentenderse de sus hijos en vez de preocuparse de su bienestar.
        Pero todo vuelve, estoy segura. El tiempo pone a todo el mundo en su lugar, y lo importante es lo último que me dices, que eres feliz. Eso nunca lo conseguirá por mucho dinero que tenga.
        Un beso y sigue así de feliz.

  5. Yo creo que la paternindad no es un derecho, es un trabajo. Al menos en mi caso, el mejor trabajo del mundo (y mira que me gusta mi “otro” trabajo 😉 ). Pero a los hijos hay que dedicarles tiempo, tiempo de calidad, y cariño y eso no puede cambiar por un divorcio. Ser padre, ser padre de verdad, no es un acto civil ni administrativo. Ni biológico, por supuesto.

    Pues eso, que si dejas que el rencor o la amargura envenen tu condición de padre (o madre) entonces no lo estás haciendo bien. Como el que no tiene tiempo para sus hijos por motivos de trabajo, por muy casado que siga…

    Yo creo que lo estás haciendo muy bien, Dragon Girl. Así que te deseo mucha suerte y mucha calma 😀 para el futuro. Un beso.

    • Ese es el secreto, tiempo y cariño, y los niños saben cuando les falta alguna de las dos cosas.
      Ser padre o madre es algo más que compartir casa, hay que dar mucho, y desde luego el premio es que recibes todavía más de lo que das. Ellos tienen una capacidad increíble de amar, y hay que fomentarla ahora, luego será demasiado tarde.

      Gracias Escocés, yo también pienso que tú eres genial. 😉 Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s