NUNCA ES TARDE

Reconozco que iba predispuesta. Ángel Martín siempre me pareció un tipo con un humor sarcástico y ácido, eso que se llama ahora humor inteligente, y me encantaba como le metía caña a todo ese mundo del famoseo. La incógnita era como resultaría su combinación con Ricardo Castella… y que además cantaban.

Nada más empezar Ángel y Ricardo nos explicaron su experimento/capítulo piloto de la serie que habían ideado. Querían saber que nos parecía el argumento, e incluso en plena interpretación y por si nuestras carcajadas no les bastaban, de vez en cuando paraban y corrían hasta un extremo del escenario para solicitar nuestra opinión a mano alzada.

El argumento, la excusa, es el abandono de Ángel Martín de “Se lo que hicisteis”, está cansado, lleva cinco años saliendo en un programa diario de televisión y quiere cumplir su sueño, formar un grupo de música, para lo que se pone en contacto con su amigo Ricardo Castella que tiene muchas ideas ya que hace cinco años que no trabaja en televisión.

De un planteamiento tan simple como este parte un espectáculo musical que con ellos dos solos encima del escenario interpretándose a si mismos y a un par de personajes más (con el único cambio de un sombrero o peluca) consiguen mantener un ritmo frenético/cómico durante casi dos horas.

Es difícil separar la ficción de la realidad durante todo ese tiempo porque la historia gira en torno a ellos como personajes de televisión, y hasta en las situaciones más absurdas o surrealistas se puede adivinar que aquello quizás pudo haber pasado, lo que lo hace todavía más hilarante.

La sorpresa general la causa la música, desde la primera canción. Ambos se turnan con la guitarra y teclados, cantan en directo, sus letras son ocurrentes y además… entonan!  Durante la primera media hora se oyen los mismos comentarios en voz baja entre el público de alrededor: “¿que bien cantan no?”

Resumiendo: obra muy recomendable, de esas que no te dejan indiferente, quizás porque no solo te hacen reír sino que plantean esas cuestiones que a veces no nos atrevemos a preguntarnos para no tener que contestar: ¿que es lo que estoy haciendo con mi vida? ¿Es esta la vida que quería llevar? Que tampoco hay que deprimirse, como dicen al final del espectáculo, a veces basta con intentar cumplir nuestros sueños en el tiempo libre, como si fuera un hobby, más vale eso que abandonarlos del todo.

NUNCA ES TARDE… para hacer tus sueños realidad.

Anuncios

2 Respuestas a “NUNCA ES TARDE

  1. a mí angel martín me gusta, lo vi haciendo un monólogo en madrid. por lo que dices parece que el nuevo espectáculo merece la pena. estaré atenta….
    gracias!

    • Merece mucho lo pena Pat, es un espectáculo humorístico “profundo”, jeje. Y Ricardo Castella está que se sale, nunca me había hecho mucho, pero ha sido todo un descubrimiento, realmente me encantó.
      🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s