PALABRAS

 

Justo ayer reflexionaba en mi “alter ego compartido”, La línea de Euler, sobre lo negativo de centrar la Navidad en los regalos. Esta mañana, al publicarlo, pensé que igual había exagerado un poco, que tengo el espíritu navideño bajo mínimos históricos y quizás me había puesto un poco pesimista.

Pues no. Creo que me quedé corta.

Hoy había comida familiar, yo no he ido, pero he estado allí sin quererlo porque parece que se me ha nombrado más de lo que yo quisiera. El caso es que he debido romper unas cuantas reglas no escritas (y por mi desconocidas) sobre los regalos navideños porque no he salido muy bien parada. Los testigos presenciales que me han transmitido la absurda tensión de la conversación, mi hijo y mi gemela, a quienes tengo que agradecer su apasionada defensa, no han sabido tampoco resumirme que es lo que había hecho mal, pero algo había hecho, sin duda.

El caso es que al final lo que debería ser una expresión de cariño se convierte en una obligación con unos mínimos que cumplir. Y si no los cumples, mal rollo. Así que hay atenerse a la lista, lo de improvisar no está bien visto (sobre todo si soy yo la que improviso), no vale eso de desgastar zapato para encontrar algo bonito a la vez que económico, y nada de amigos invisibles, eso si, tenemos que poner cara de sorpresa aunque todos sepamos de antemano lo que contienen nuestros paquetes.

Parece que un problema de comunicación y una cadena de malentendidos han desembocado en una crisis que se ha llevado por delante mi fama de Mama Noel andante. Tantos años currándomelo…

Pero esos reproches no me han dolido tanto como la sensación de ser juzgada desde una supuesta “superioridad moral”. No es que sienta que disfruto de impunidad para que nadie pueda opinar sobre mi vida, pero no soporto que se me juzgue sin conocimiento de causa. Es fácil opinar y criticar sobre el trabajo ajeno, la forma de educar a los hijos, o la actitud ante la vida, a todos nos gusta echarnos unas risas a costa de los demás, o simplemente sentirnos superiores creyéndonos mejores, o más inteligentes, o mejor organizados… pero todos tenemos defectos, aunque los de los demás nos parezcan muchísimo más insoportables que los nuestros.

Y hay palabras que hacen daño, o quizás es la forma de decirlas, o que mi hijo no debería haberlas oído.

Para el año que viene pediré instrucciones por escrito. Se pierde espontaneidad pero visto lo visto no quiero correr riesgos.

 

Anuncios

8 Respuestas a “PALABRAS

  1. Mira por donde, me he sentido mas identificado contigo de lo que puedes suponer. Yo hace años que decidí no asistir a las comidas familiares, esas que se celebran una vez al año porque toca. Por que la hipocresia se contagia y la familia es la que nos cobija todo el año y no la que quiere hacerse la foto anual. Mi ventaja es que mis hijos ya son mayores, y no se dejan manipular, con ellos celebramos todos los sábados la navidad.

    • Pues haces bien, a mi es que las obligaciones en el trabajo y porque no hay más remedio, lo demás se debe hacer por gusto sobre todo si son asunto que recaen en el campo de los afectos y los sentimientos.
      Mi único compromiso familiar es la cena de Nochebuena, y me lo paso genial, pero preferiria que le rindieramos homenaje a la cenorra que prepara mi madre (que se lo merece) en vez de al montón de regalos bajo el árbol.
      Al final transmitimos a los hijos lo que más odiamos. Bs.

  2. Bueno, no todo el mundo tiene por qué compartir tu forma de hacer las cosas, aunque siempre nos gusta que nos comprendan, especialmente quienes más queremos. Con que te legitimes tú es suficiente. A tu hijo lo educas tú y lo entiende, y los demás, te van a querer igual. Lo que pasa es que las rupturas de reglas chocan al principio. Disfruta de la cena y de los tuyos, y si tienes que romper alguna regla porque la creas absurda, pues adelante. Si tú estás conforme, los demás terminarán estándolo. Un poco de tiempo y de cariño.
    (Y sí, estoy de acuerdo, lo que se transmite a los niños es exactamente lo que tanto criticamos, si has conseguido coherencia, te felicito. A mi aún me falta. )

    • La cena estuvo bien, pero las ha habido mejores. Reconozco que no tenía muchas ganas de fiesta, y que no conseguí aparcar del todo los reproches que me surgian. Supongo que forma parte de nuestras propias contradicciones, aunque yo quiera convencerme de que es una cena más, una noche más, al final, si no se cumplen las expectativas nos quedamos un poco desilusionados.
      Pero seguiremos intentándolo 😉

  3. Lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal.
    No sé quien dijo esta frase (algun resabiado, seguro), a veces es mejor no darles tantas vueltas a las cosas.
    Saludos

    • Unas veces las palabras hacen más daño que otras y a mi me debió pillar el día susceptible.
      Yo lo de que se hable de mí aunque sea mal… no se, no se.. 🙂

  4. Si los Reyes Magos y Papá Noel hicieran su trabajo de verdad en vez de dejar las compras en manos de los pobres mortales nos ahorraríamos un montón de problemas, porque no siempre entendemos igual el sentido de los regalos, y en las fiestas estamos todos más sensibles, así que un regalo no entendido puede dar al traste con toda la paz familiar. Por eso de las expectativas no cumplidas. Para evitar eso yo ya hace un par de años que me borré de las sorpresas, ya no recibo regalos, autocompro, y me va mejor. Aunque por no quedarme sin expectativas del todo, pido algún deseo imposible, para recibir también mi dosis anual de frustración. Bs.

    • Si es que eres una romántica empedernida (por lo del deseo imposible). Pues eso es lo mejor, lo del autoregalo, pero no se dejan, porque siempre salgo escaldada con el tema regalos, y es que al final me ilusiono, creo que este año me acertarán… y no.
      Pero no pierdo la esperanza, una navidad de esta boicoteo y no le pongo ilusión 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s