ORDEN

Miraba la punta de sus botas, negras y brillantes, y recordaba sus primeros días, recién aprobada la oposición, cuando andaba nervioso todo el día y con miedo de meter la pata, luego se fue acostumbrando a la dinámica diaria, le gustaba su trabajo, no era nada rutinario y se llevaba bien con sus compañeros. Sin embargo hoy iba sin ganas, frases de cuando estudiaba el temario para los exámenes le venían a la cabeza… “garantizar la tranquilidad pública”…

Esa mañana se había cruzado con su hijo mientras desayunaba, hacía días que no paraba en casa, acababa de cumplir los diecisiete y le había salido combativo, andaba metido en los movimientos antisistemas y se había unido a una plataforma de protesta en su instituto. Todo eso lo sabía por su mujer, porque la comunicación con él no era muy fluida desde que había empezado a salir por la noche, el creía que todavía era demasiado joven, su hijo, como todos los de su edad, se suponía ya lo suficientemente mayor para todo… se acordó de sus diecisiete y sonrió, siempre se repetía la misma historia. Le había dicho que tuviera cuidado, que el ambiente andaba muy revuelto.

… “respetar la ley y el orden”….

El furgón se detuvo violentamente y las puertas se abrieron. Mientras se colocaba bien el casco y las protecciones miró por encima de los escudos de sus compañeros, un gran número de jóvenes estaban sentados en el suelo, otros les insultaban y señalaban, recibieron órdenes claras: dispersar.

Empezaron a avanzar, los primeros en llegar estaban tirando de los chicos que estaban en el suelo, los arrastraban de una pierna, o del brazo. Los insultos arreciaban, un objeto voló delante de él y las porras empezaron a golpear. Los gritos no le dejaban pensar…

proteger y respetar las libertades y derechos fundamentales del individuo”…

Se acercó para ayudar a un compañero que estaba arrastrando a un chaval, el chico se resistía con todas sus fuerzas y estaba recibiendo golpes en las piernas, cuando llegó a su altura reconoció aquella sudadera roja, durante unos segundos dejó de oír gritos, recordó sueños que habían quedado enterrados bajo la rutina, el conformismo y la obediencia. Luego miró al chico y al policía, y sopesó la imagen que tenía delante.

No lo pensó, solo abrió la mano, cuando oyó el ruido de la porra al chocar con el suelo supo que no había vuelta atrás. Hacía tiempo que no sentía tan libre…

Anuncios

12 Respuestas a “ORDEN

  1. Vaya, demasiada ficción, parece. Por las imágenes que he visto hace un rato ya podrían haberla soltado en la realidad a tiempo unos cuantos.

    • Todo ficción Ana, lo escribí para el tema del viernes pero al final lo cambié. Pero después de estar esta tarde en el Luis Vives no he podido evitar colgarlo, aunque no he visto ni un solo antidisturbio con cara de arrepentido :-S
      Esta Valencia que arde esta noche! Estoy viendo la asamblea de la Facultad de Historia en directo y en cuanto salgan les van a dar porque fuera está lleno de furgones y en el Luis Vives creo que siguen cargando y cada vez hay más gente!

      • No lo sé, yo he visto un poco en la tele y la apariencia es que es posible que haya habido provocación, y que haya que desalojar las calles, y que haya que mantener el orden público y que… pero se les ha ido la mano, muchas veces. Y en orden público (como en casi todo) la respuesta no debería ser mayor que la provocación, porque deja de ser respuesta y se convierte en otra provocación, y es difícil cerrar los círculos.

  2. Ahora mismo es un círculo del que va a ser difícil salir. Yo he estado allí y te puedo asegurar que no ha habido provocación para esa respuesta tan desmesurada, y que conste que yo opino como tu, que las concentraciones no se pueden hacer de cualquier manera, cortando calles y causando molestias al resto de población pero han cargado de una manera tan bestia contra unos crios que han creado una respuesta que les va a ser difícil acallar.
    Y viendo lo que he visto me alegro de que mi hijo todavía no tenga edad de manifestarse, para poder dormir tranquila. 🙂

    • De eso nos alegramos todas, porque sí tengo claro que ese reguero se va a extender como la pólvora. Hay razones de sobra para protestar, sólo faltaba que la policía diera otra.

  3. Pingback: Brutalidad policial

  4. Lo malo de esto es que la “legalidad vigente” o se salta las leyes para hacer lo que le viene en gana (leáse vaciar la caja de la generalitat para dar pasta a nos amigotes) o legislan para que las respuestas, puedan parecer legales (cargas policiales), dado que a todo al que detienen lo hacen con cargos de alteración de orden público, lo hayan hecho o no. Sabiendo lo difícil que es demostrar lo contrario, amen de que lso policias se saben respaldados pase lo que pase, dado que son “de la casa”.

    Viene a ser más o menos el descuento que tienes en los autobuses si trabajas en la EMT (lo siento, no sé el nombre de la valenciana) o el descuento de empleado si trabajas en El Corte Inglés.

    Y tú, cuando estás indignado porque algunas de esas cosas que hacen y que te afectan, tienes que ser el más pulcro de todos.

    Protestar, sí, pero en grupos pequeños y en la acera. No se te ocurra cortar una calle que es ilegal. Da igual si tienes razón por lo que luchas, da igual. Aquí lo importante es no molestar a otro ciudadano, que va en coche y que tiene la desgracia de que le hayan cortado la calle porque unos chavales se quejan de que les tienen sin calefacción. Total… ¡no es tu hijo!…

    Y cuando hablo de hijos o de calefacción, hablo de sanidad, de recortes empresariales…

    Aquí al final a quien más se exige es con quien más solidaridad tendríamos que tener. Hasta ese punto ha llegado esta sociedad, dónde lo único que importa es el puto ombligo de cada uno. Eso y la legalidad vigente, pero claro, sólo para unos, para los que tienen que demostrar ser los más legales. No vayamos a cortar una calle, por favor… que molestamos…

    Pues claro que se cortan las calles y más que se tienen que cortar. Y los que van en los coches deberían sumarse a las protestas. Y los que pasan por la calle también. Porque es lo que hay que hacer cuando la agresión del poder en todas sus formas está siendo tan bestial. Hay que defenderse. Hay que unirse.

    Sinceramente prefiero eso a que terminen triunfando, comentarios que he visto por ahí de que había que devolver a la poli golpe por golpe, ojo por ojo.

    (Perdón si me he excedido pero es que a veces creo que nos cogemos las cosas con papel de pluma en cuanto nos concierne a nosotros y en cambio, cómo con los políticos no se puede… pues… pues… pues… y eso pasa, que va pasando el tiempo y no cambia nada…)

  5. La obediencia debida es lo que tiene. DEsconfío de todo aquel que se compromete con algo así. Tanto se acostumbra uno a obedecer que se pierde el criterio, y se delega la responsabilidad de cada uno en el superior que ordena. Me temo que hay responsabilidades que no se pueden delegar.

    Manifestación en Sol esta tarde a las 19:30 como protesta ante las cargas policiales.

  6. Pues espero que todos los que se indignen con lo que está pasando aqui, y que además no estén de acuerdo con la reforma laboral, con los recortes sanitarios, con la mala gestión administrativa, y con tantas otras cosas se unan a las protestas que hay convocadas por todas partes.
    Solo si la gente deja de mirarse el ombligo y de pensar que otros les solucionaran sus problemas, que otros protestaran por ellos porque a ellos les viene mal, hace frío, están mayores, acaban tarde de trabajar (si tienen esa suerte…) y conseguimos que todo el mundo que está descontento proteste se verá realmente que dice la mayoría en este país.
    A mí es que me cuesta quedarme parada con estas cosas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s