ABSTENCIONES QUE SON TRAICIONES

153484-825-550

Siguiendo el tema electoral de Ana, y puestos a elegir, yo preferiría que hubiese libertad de voto en el Congreso. Es decir, que los diputados pudieran votar en conciencia y no bajo la imperativa disciplina de voto que marca el Partido al que pertenecen. Ya sé que en nuestro sistema electoral no elegimos a las personas sino a los partidos y supuestamente a un programa político, con lo que las listas electorales solo sirven para subir puestos a la hora de sentarse en el Congreso, poco podemos hacer los ciudadanos a la hora de votar, solo elegir las siglas que encabezan la papeleta, poco más.

Siempre me ha parecido poco realista la disciplina de voto. No creo que entre los millones de votantes del PP piensen todos igual absolutamente en todos los temas, y en el PSOE tampoco. Hay votantes del PP a favor del aborto, o anti-monárquicos, y votantes del PSOE que estén a favor de la privatización de los servicios públicos, o que les parecería bien la intervención en Irak, no sé, entre tantos millones de personas puede haber tal diversidad de opiniones que me parecería más natural que su representación en el Congreso también reflejara esa disparidad de opiniones.

Claro, al final sería un lío votar las leyes, lo sé. Pero igual de esa manera se prestaría más atención al discurso del contrario, a escuchar sus razonamientos, porque cuando los diputados se sientan a votar mirando la mano del portavoz para saber que botón tienen que apretar no creo que les interese mucho prestar atención al discurso del contrario. Es como si en un examen te dan las respuestas de antemano, para que vas a estudiar más de lo necesario.

Por otra parte, esa libertad de voto permitiría que los diputados tuvieran poder para que se respetara el programa electoral por el que han sido elegidos por los ciudadanos. Podrían negarse a votar medidas que fueran en contra de sus principios, ideología o programa, ya que son esas ideas las que les han llevado a sentarse donde están.

Estos días estamos viendo como el PSOE se desangra al intentar convencer a una opinión pública y a su electorado de que si se abstienen es por interés general, contradiciendo todo lo que han dicho en sus campañas electorales: su NO a Rajoy, su No a otros 4 años del gobierno del PP, su NO a un gobierno lleno de corruptos… En este caso, ¿no sería una oportunidad para que esa división interna de voto reflejara esa misma división de opinión que hay en electorado socialista?

La obligación de abstenerse para dejar gobernar a Rajoy les quitará votos, el NO mayoritario que desembocaría en terceras elecciones también les haría perder votos, más por desgaste del partido que por la decisión en sí, y la opción del gobierno alternativo de izquierdas queda completamente descartada viendo el golpe de mano que sufrió Pedro Sánchez sólo con mentarlo. Vamos, que hagan lo que hagan, perderán votos.

Dicen que lo democrático es que el partido más votado gobierne, pero cuando de 24 millones de votos solo 8 millones apoyan a dicho partido, y los 16 millones restantes están en frente, algo me dice que muchos fans no tiene, así que por lo menos espero que esta vez, tenga oposición y no gobierne por decreto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s