PYONGYANG

Hace un año descubrí a Guy Delisle, un dibujante de comics canadiense, y gracias a él aprendí que la capital de Corea del Norte se llamaba Pyongyang.

No lo conocía, pero me gustó su dibujo minimalista y adivinaba un ácido sentido del humor que me convenció para elegirlo entre los otros dos que habían pasado a la final en mi intuitiva selección.

Y acerté, porque me pareció una de las mejores novelas gráficas que he leído en los últimos años. Es un relato autobiográfico del propio Delisle que tuvo que viajar a Corea del Norte para supervisar unos dibujos animados y cuenta en un crítico tono de humor el choque cultural entre un occidental que viene de un país libre con el rígido y represivo régimen norcoreano, su línea de pensamiento único, la propaganda y manipulación que tiene a sus ciudadanos aislados del resto del mundo y haciéndoles creer que pertenecen a uno de los paises más desarrollados y mejores del mundo.

Guy Delisle va contando sus experiencias en el país mientras alterna trabajo con un poco de turismo (siempre controlado) en lo que es un auténtico documental gráfico de la realidad social en Corea del Norte. Y además te ries (por no llorar). No es casualidad que lleve en la maleta la novela 1984 de George Orwell con la que no puede evitar hacer comparaciones.

El caso es que esta semana, con el fallecimiento de Kim Jong-il y viendo esas imágenes de norcoreanos al borde de la histeria colectiva con la muerte de su “Querido lider” he recordado las imágenes y las palabras con que Delisle ilustró el comic en el año 2003 y me he dado cuenta de que en estos ocho años no parece que haya cambiado nada en ese país. Y no parece que Kim Jong II vaya a empezar a hacerlo.

Por supuesto, recomiendo el resto de obras de este dibujante, en especial, “Crónicas Birmanas” (2008) en la que Delisle acompaña a su pareja, miembro de Médicos Sin Fronteras, a Rángun (Birmania), donde viven un año. En este libro Guy Delisle mezcla su propia historia personal y sus insignificantes preocupaciones occidentales con las dificultades de los habitantes de ese país bajo el yugo militar. Es también interesante también ver como retrata los problemas que encuentran las ONG para llevar a cabo su misión, siempre desde su punto de vista aguzado e irónico.

 

Anuncios

METATARSALGIA

Si no fuera porque el médico de urgencias sólo me ha recetado Fastum Gel, un antiinflamatorio suave y reposo relativo (justo ahora que me quedan todos los regalos de navidad por comprar), me habría asustado con la palabreja.

Como soy muy curiosa y no he acabado de entender las escasas explicaciones del doctor (que ya se iba a comer) he aprovechado que junto a la palabra diagnóstico estaba claramente escrito “Metatarsalgia” para buscarlo en Google. Allí he descubierto que estoy dentro del grupo de riesgo mayoritario: mujeres entre 20 y 50 años ¿? y que las causas pueden ir desde el estrés mecánico producido por el calzado inadecuado (tacones) hasta algún problema reumático. Yo no llevo tacones, pero si tengo que ponérmelos para descartar el reuma, hago el esfuerzo (aún a riesgo de cambiar metatarsalgia por esguince).

Eso ha sido a la hora de comer (gracias socio por llevarme y esperarme). Así que después de comer un bocadillo medio frío en el despacho a las cuatro de la tarde solo deseaba llegar a casa, preparar una sopita caliente para cenar y meterme debajo de la manta a leer un rato. Pero como me ha comentado hoy una amiga, la Ley de Murphy existe y a los diez minutos de llegar, con el cazo encima de la placa y mi dedo pulsando el botón de encendido… se ha ido la luz.

Una vez solventado el problema de la cena (comida china a domicilio, no renunciaba a cenar caliente) he llamado a mi teléfono particular de urgencias  y mi socio se ha presentado linterna en mano (gracias de nuevo por venir, es lo que pasa por ser tan apañao). En ese momento mi reposo relativo ya se había ido al garete porque la avería era general, no funcionaban los telefonillos (ni el ascensor) y alguien que no tuviera miedo a la oscuridad tenía que bajar a abrir a la china que traía la cena (y volver a subir, por supuesto), luego hemos seguido subiendo y bajando para intentar localizar la avería (alguien tenía que aguantar la linterna), sin conseguirlo. Afortunadamente mi socio, que es experto en soportar las interminables melodías publicitarias y teleoperadoras inoperantes de cualquier compañía de servicios, ha aguantado todos los filtros hasta que una voz al otro lado ha tomado nota del aviso. Así que cuando a las diez y media me he sentado a cenar el arroz tres delicias casi frío estaba dolorida, medio congelada y seguía a oscuras.

Menos mal que todavía me quedaban una buena ración de las endorfinas generadas este fin de semana y ni el frío, ni mi pie, ni Iberdrola han conseguido ponerme de mal humor.

Y uno de esos generadores de felicidad fue el señor Luis Prado. Concierto íntimo acústico de Señor Mostaza en La Caverna. Insuperable, como siempre.

Momento-monólogo-canción de otro concierto insuperable:

2008

Forges resumió el otro día en una viñeta lo que había significado el año 2008 para mí.

Y ahora que por fin se acaba y ya no puede empeorar más, aquí os la pongo.

 20081228elpepivin_2

Los momentos buenos me los guardo para mí (que también los hubo).

YO SERVÍ AL REY DE INGLATERRA

Me dejo convencer por unos buenos amigos para ir ver una película checa en versión original subtitulada. Es sábado, una de la madrugada, y espero que por lo menos sea entretenida, porque anoche no dormí muy bien.

Pero empieza la película y a través de los recuerdos del protagonista, Jan Dite, recién salido de la cárcel, aparece un tipo bajito, joven y con cara de pícaro, ambicioso y con suerte. Siempre está en el lugar y momento oportuno de manera que igual que tiene éxito con las mujeres, va amasando una pequeña fortuna de una manera tan casual como surrealista.

La película a base de divertidos flashbacks se sitúa en la Checoslovaquia del período de entreguerras, la finalización de la II Guerra Mundial y acaba con la llegada del régimen comunista. Todo con humor, algo de cinismo, una ambientación muy cuidada y la gran interpretación de Ivan Barnev y de Oldrich Kaiser, como el joven y el viejo Jan Dite respectivamente.

Y me he reído, me ha gustado, y por supuesto, no me he dormido.

Ficha técnica:

Año: 2006

Duración: 118 min.

País: República Checa

Director Jirí Menzel

Guión: Jirí Menzel (Novela: Bohumil Hrabal)

Música: Ales Brezina

Fotografía: Jaromir Sofr

Reparto: Ivan Barnev, Oldrich Kaiser, Julia Jentsch, Martin Huba, Marián Labuda

                Milan Lasica, Josef Abrhám, Jirí Lábus, Jaromír Dulava

Productora: Coproducción República Checa-Eslovaquia

Web oficial: http://www.anglickykral.cz/